Saltar al contenido

La automotivación ¿Cómo conseguirla?

Que es la automotivación

Muchos han hablado sobre la automotivación, pero ¿realmente sabes qué es? ¿conoces su importancia? ¿cómo puede influir positivamente en tu vida? ¡Si tienes todas estas interrogantes sigue leyendo! En este post te quitaremos todas las dudas y te revelaremos 10 increíbles tips para conseguir una motivación efectiva.

Te invitamos a que revises los siguientes temas

¿Cuántas veces las personas buscan la aceptación de otros para poder llevar a cabo alguna acción? ¿Cuánto tiempo suelen perder los individuos logrando obtener aprobación de los demás para poder emprender algún proyecto? La vida se escapa y nada aparece, nada sucede, pocos apelan a la automotivación.

Si bien somos seres sociales, engranajes de una maquinaria que no descansa, que se mueve a diario y da paso a avances por los trabajaos de los individuos que le dan vida, a veces esta maquinaria falla y no reconoce las virtudes individuales de quienes la conforman. Aquí se necesita que entre en juego la automotivación.

De vez en cuando es bueno apartarse, reconocerse, no esperar y aplicar la automotivación para avanzar, para poder, realmente, ser parte de ese todo en el que estamos inmersos y al que nos debemos. No es dejar de ser ciudadano, retirarse definitivamente, no, es dedicarse el tan necesario tiempo a uno mismo.

Decirte a ti mismo: “Yo si puedo”, es muy gratificante y necesario.

Etimología de la palabra automotivación

Esta palabra está compuesta por dos vocablos:

Auto: del griego autos, que significa “por sí mismo”.

Motivación: que proviene del latín movere, que denota movimiento, más el sufijo “cion”, que hace alusión a “acción”.

Podemos concluir que esta palabra tiene orígenes greco-latinos.

¿Qué es la automotivación?

Con base en lo descrito en la etimología del término, queda más simple definirlo.

La automotivación no es más que la capacidad que tenemos todos de decirnos lo capacitados que estamos para emprender las acciones, los actos que queramos en pro de nuestro beneficio y del bienestar del entorno, sin esperar una interacción externa.

Es una acción que nace del individuo y va dirigida al individuo mismo. Se basa en el reconocimiento de las virtudes y capacidades.

¿Por qué es importante la automotivación?

Hay un viejo proverbio asiático que reza, parafraseándolo: “No podemos esperar que por ser vegetarianos, un tigre al vernos no tratará de devorarnos”. Y en efecto, no se quedaría tranquilo sino que trataría de comernos al primer descuido.

Este dicho trata de explicar que la vida es difícil, no es nada fácil. Claro, según el entorno es la dificultad, pero no podemos quedarnos en espera de que la existencia y los seres que la conforman nos solventen todo. No lo harán, de hecho, en muchos casos tratarán de hundirnos con todo lo que puedan.

Acá entra en juego la automotivación y su importancia. Si desde afuera no aparece nada bueno, nada que nos mueva a ser mejores, a lograr nuestros sueños y metas, no podemos deprimirnos ni hundirnos, debemos surgir, resistirnos, hablarnos y reconocernos.

Si no nos reconocemos corremos el riesgo de perecer, y si hay algo que es básico en la existencia es la persistencia en pro de la vida misma, por ende: preservar nuestra integridad es un signo de inteligencia. Es un actuar necesario, irrevocable; automotivarse en situaciones adversas es el camino correcto e ineludible.

No hacerlo puede implicar, en extremos, la muerte. En caso de no significar la muerte también significa la no valoración individual, que, aunque no lo palpemos así de manera inmediata, también significa la no valoración de la sociedad, de la especie.

Cuando la sociedad no valora a un individuo y su potencial, esta sociedad está enferma, padece. Corresponde a este individuo hacer que la sociedad abra los ojos, para hacerlo debe demostrar con hechos palpables el error. Pero ¿cómo mostrar el error si nadie apoya?, fácil: automotivándose uno mismo.

Recuerda, cada sistema no es más que la suma de sus partes. Miguelángel Buonarotti lo dejó explícito con su obra. El mantenía que la perfección no era fácil, pero tampoco imposible, que era producto del reconocimiento de las pequeñas partes que conforman el todo. La perfección está en ti, date una oportunidad.

10 tips para conseguir una automotivación efectiva

1) No hay fórmulas mágicas, Actúa

 Esperar que una señal interna te hable para poder emprender, es como esperar que la automotivación venga desde afuera.

Quien quiere hacer algo, lo hace sin esperar nada. Parte importante de la automotivación es emprender sin procrastinar. No dejes para mañana, lo que tienes que hacer hoy.

2) Ten conciencia de tus cualidades, no te propongas imposibles

 Si bien la automotivación tiene por objetivo sacar lo mejor de uno para lograr un objetivo, hay que estar claro de nuestras limitaciones.

Debemos proponernos metas realistas, que se ajusten a nuestras posibilidades y aptitudes, de lo contrario no podríamos frustrar.

3) Trabaja en equipo

El hecho de no implica que”. Si bien la motivación viene de ti, recuerda que el trabajo grupal acarreará mejores resultados. No dejes de desear lo mejor y reconocerte, pero tampoco desaproveches las posibilidades que te brinda el sistema, a pesar de todos los defectos que pueda poseer éste.

4) Saca lo mejor de ti, pero no dejes de aprender

 El hecho de que seamos portadores de innumerables talentos, no quiere decir que podamos desarrollar otros. Quizá para obtener eso que tanto deseas debas aprender nuevos oficios. No te limites, en esta vida todo se trata de cambios, de un aprendizaje continuo.

5) Reconoce tus triunfos

Luego de plantearte una meta y lograrla, es necesario que reconozcas ese logro. No se trata sólo de motivarte para ser mejor, es también reconocer cada peldaño escalado, por pequeño que sea, rumbo a la excelencia. Esto es parte fundamental del autorreconocimiento.

6) Mantén el buen ánimo ante las derrotas

Puede que te hayas motivado bastante y aún así te equivoques y fracases, esto no implica que te vas a desmoronar.

Mantén una actitud positiva ante los tropiezos. Nadie llega a la cima sin haberse caído ni una vez. Mente alegre y frente en alto.

7) La vida se trata de cambios

Aunque nos resistamos, hay que entender que la esencia de la vida radica en cambios constantes. Nada es eterno, nada es inconmovible.

Quedarnos en los mismos lugares haciendo lo mismo siempre, puede provocar que obtengamos los mismos resultados. Libérate de la costumbre, proponte nuevos horizontes, caminos amplios y fructíferos esperan por ti.

8) No dejes de ser feliz

Así como te planteas objetivos realistas, plantéate cosas que te hagan feliz. Nadie alcanza el éxito si lucha por cosas que no ama.

Proponte un norte que el sólo hecho de imaginarlo te haga sonreír. Es seguro que lo lograrás y te sentirás muy emocionado mientras alcanzas tu meta.

9) Un peldaño a la vez

Hay que comprender que el éxito está conformado por el logro de muchos objetivos, pero si los abarcas todos al mismo tiempo, no los terminarás de manera eficaz.

Es necesario que te enfoques en un objetivo a la vez y coloques todo tu empeño y fuerza en lograrlo. Luego de terminar uno, pasa al siguiente.

Del apuro queda el doloroso cansancio.

10) Ten presente cada pequeño triunfo mientras te acercas a la meta

Cada paso dado te acerca al anhelado triunfo, pero al mismo tiempo va dando cabida a una cantidad mayor de problemas. Cuando estos te traten de avasallar, piensa en todo lo logrado, no dejes de motivarte.

Reflexión para interiorizar

La vida es para ser disfrutada, nadie que haga lo que no ama puede considerarse alguien feliz. No podemos esperar que todas las respuestas vengan desde afuera, adentro está lo que necesitamos y más.

Vamos en pro de lo que amamos, pero no nos desgastemos, disfrutemos cada instante. Motivémonos, pero no nos agobiemos demasiado. Descansemos, demos el máximo, pero con mesura. Usemos de manera correcta nuestros dones y talentos y no descuidemos en el camino el ser felices. De eso se trata todo.